Un desconocido le pone un candado en la oreja y sale corriendo


Lo que podría ser una broma graciosísima para todo el mundo, en realidad ha sido una pesadilla para Thomas Matthews –Tom Grim Fandango Matthews-, en Facebook. Se trata de una víctima que luce uno de esos piercings circulares que ensanchan el lóbulo, dejando un hermoso agujero. Sin embargo, el pasado 29 de febrero, Matthews estaba con sus amigos, tomando una cerveza en un pub inglés de su pueblo, cuando repentinamente escuchó un clic a su espalda. Al girarse vio a un tipo escabulléndose entre la multitud.

Instantes después empezó a sentir cómo su cabeza se ladeaba hacia el lado izquierdo, como si pesara más que de costumbre. ¡Bingo! De su flamante piercing colgaba un candado cerrado.

A falta de llave y cerrajero, el damnificado no tuvo mejor idea que colgar su foto en Facebook (la imagen de un hombre abatido) y lanzar al ciberespacio un mensaje amenazador: “Un cabrón me hizo esto. Si te encuentro te meto cuatro metros bajo tierra”. El felón no apareció, claro, pero el post de Matthews con el candado en la oreja se compartió más de 2.300 veces y generó cientos de comentarios, la mayoría de chanza y alguno ofreciéndose a arreglar el desaguisado: “Yo me dedico a abrir candados. Cobro 10 libras la hora”.

Finalmente, Matthews logró librarse del candado con unos alicates, informa Metro. Preventivamente, se ha quitado el piercing de la oreja, por si las moscas.




Si te ha gustado, COMPARTE para que otros lo sepan. ¡No te olvides de comentar!

Y recuerda también que puedes seguirnos a través de nuestra página en Facebook :)

Lo más visto